Con los años hemos ido cambiando los formatos de audio con los que disfrutamos de nuestra musica. La llegada de la era digital dio vuelta el tablero en lo que significa archivos de audio, modificando totalmente forma en que escuchamos música. Los vinilos, cassetes y CDs quedaron como formatos de audio en el olvido, para dejarle paso al reinado del MP3. Es por ello que no solo perdimos el folclore del disco, sino que también perdimos muchísima calidad de audio.

Hace no tantos años, cuando teníamos la música en formato de audio físico (por ejemplo un CD), no había necesidad de comprimir esa información. Toda la capacidad de almacenamiento del disco se usaba para un único álbum. Hasta que… llegaron las computadoras, y los reproductores mp3. ¿Se acuerdan de este?

 

En cada uno de estos bichitos podiamos guardar unas 200 canciones en mp3, mientras que los CDs incluyen generalmente unos 15 temas. ¿Una gran diferencia verdad? Lo que es curioso es que estos mp3 tenían entre 512mb y 1.024mb de almacenamiento, y un CD tiene 700mb, es decir casi la misma capacidad.

¿Cómo es que hay tanta diferencia?

La diferencia esta en el formato de audio del archivo de cada canción. Si compramos un CD en una disqueria, el audio no esta comprimido. Por ende, no hay ningún tipo de perdida de calidad entre lo que grabaron los músicos y lo que llega a nuestros oídos.
El mp3 toma ese archivo y lo comprime en hasta 10 veces su tamaño, por lo que una canción puede pesar menos de 5mb. Gracias a esta compresión es que podemos tener miles de canciones en el celular (como antes en los reproductores mp3).

Otros formatos de compresión

ACC: Es más eficiente que el MP3, los archivos en este formatos son más pequeños y es muy popular en iTunes.

OGG Vorbis: No está restringido por patentes (a diferencia del MP3 y el ACC). Ademas, como vimos en esta nota (link nota) trae mejor calidad que el MP3 con el mismo tamaño. Lo malo, no es compatible con todos los reproductores.

 WMA: El formato de compresión de Microsoft. Bastante similar al resto.

También hay formatos de audio que no tienen perdida de datos

FLAC: Free Lossless Audio Codec. También es de código abierto y tiene un algoritmo de compresión excelente. Puede comprimir el archivo en hasta el 50% de su tamaño sin perder calidad.

Apple Lossless: Similar al FLAC pero patentado por Apple. No tiene el mismo poder de compresión, por lo que necesita mas tamaño para mantener la calidad del audio original.

APE: Similar a los anteriores, pero no es compatible con la mayoría de los dispositivos.

WAV y AIFF: Estos no son formatos de compresión, sino copias exactas del material original. AIFF es de Apple, mientras que WAV es mas universal. El problema es que ambos usan demasiado espacio de almacenamiento.

 

Si eres un exigente amante de la musica seguramente este articulo sobre la calidad de audio en Spootify te será de gran ayuda

 

¿Tanto se nota la compresión en los formatos de audio?

Esta es quizá la pregunta más importante. Es grandioso poder tener miles de canciones en tan pocos mb, pero nos estamos perdiendo detalles grandiosos que también forman parte de la canción. ¿Qué pensas que ocurre si quitamos 10 veces el tamaño de la información de una canción? Viene a ser algo similar a resumir un libro de 100 paginas en solo 10. Estamos perdiendo muchisima información.

Los músicos y técnicos de grabación pasan horas eligiendo el instrumento y micrófono adecuado para cada tema, ajustando la cantidad de reverb y demás efectos, mezclando y masterizando para que luego lo escuchemos en un celular con un archivo comprimido en 10 veces su tamaño.

En esta compresión perdemos dinámicas (es decir diferencias en los volúmenes, todo queda normalizado a un mismo nivel). Perdemos también espacialidad, en lugar de sonar amplio y natural, suena como si saliera de una caja, y donde mas claramente vamos a notar la diferencia es en los agudos, el talón de Aquiles del MP3.

Comparativa MP3-WAV

En este grafico vemos como a partir de los 15kHz se pierde casi por completo toda la informacion. El brillo de los platillos de la bateria, de las voces y las guitarras se vuelven casi inaudibles.

Por ultimo, no te olvides que la calidad de la musica no solo depende del formato de audio y la compresion. Para apreciar realmente lo que el artista y los tecnicos de grabacion nos quisieron transmitir, tenemos que tener el equipo adecuado. Para eso, nada mejor que un buen par de auriculares. O aun mejor, unos monitores de estudio. (Link en cada uno)